La edad de mierda “Gritando en silencio”

Imagen1

Puntuación: ****

Rabia, voz rasgada, ritmos vacilones, letras canallas y comprometidas manteniendo siempre la esencia del llamado rock urbano. Ya tenemos aquí el tercer disco de estudio de los sevillanos Gritando en Silencio. Uno de los ‘discípulos de Extremoduro’, entendiendo ‘Extremoduro’ como un compendio de los grandes grupos de rock nacional. Hemos tenido que esperar cuatro años pero La Edad de Mierda (Warner Music) ya es una realidad, una realidad para nada desdeñable.

El LP consta de 13 temas en los que se pueden apreciar diferencias con sus trabajos anteriores pero sin perder nunca esa personalidad que durante años ha caracterizado a los Gritando y les está acompañando en su inevitable ascenso en el panorama del rock nacional.

Retomando la línea de su primer disco de estudio, La Edad de Mierda comienza con una corta introducción instrumental en la que se puede apreciar el protagonismo que le concederán al bajo a lo largo del disco, para así sacar todo el partido a su nuevo bajista Kurty. Desde una primera instancia se vislumbra el carácter rockero y directo que va a tener el CD. Ganado se titula el segundo tema en el que se confirma lo intuido anteriormente: los sevillanos han vuelto con su estilo más personal. Cabe destacar que cada vez utilizan más un recurso indispensable en cualquier grupo de música: los coros, queda trabajo que hacer en ellos pero las canciones consiguen un tinte especial con ellos.

Tal y como nos tienen acostumbrados siempre aparece alguna canción en la que sacan a la luz su blues callejero, seña de identidad de la banda, es el caso de Alma de Blues. La situación social que se está viviendo hace inevitable que en este disco predominen las canciones con letras reivindicativas, es el caso de Más allá del horizonte, pregonan un futuro mejor a través de la acción directa, como también lo hacen en A las Armas. El sexto tema del disco es el más descarado de todos, gracias a ritmos entrecortados consiguen transmitir ese desdén hacia la pareja controladora: “la belleza que más me fascina es la interior y tú de esa vas muy corta”, Estúpida belleza.

A continuación dan paso a la seriedad y una cadencia más suave con Cadenas, nunca está de más hacer una canción contra la violencia machista; “ya no llevará tus marcas y no la harás llorar”. Colegas, conciertos, bares y rock ‘n’ roll, líneas de bajo sencillas y punzantes, guitarras explosivas y unos muy elegantes riffs, que es de lo mejorcito de este grupo, Estaré en el Bar nos recuerda el valor de la amistad en estos tiempos de incertidumbre.

¿Alguna vez os ha excitado una canción? Entre tus Piernas lo consigue, la canción ‘más Gritando’ del disco, parones bien medidos, una oportuna base rítmica con una dinámica musical muy lograda y un épico sólo final que consigue crear sentimientos enfrentados en quien la escucha, no tiene desperdicio: ¡Vivan los vicios que matan prejuicios! La sorpresa aparece en el undécimo tema de esta Edad de Mierda, un rock ‘n’ roll clásico con guitarras distorsionadas y una letra irreverente y crítica con todo que les molesta. Canción inesperada y muy conseguida que parece sacada del primer disco de Mägo de Oz: El rock ‘n’ roll de Barrabás.

El penúltimo corte del disco aparece como colofón y agradecimiento a los fieles seguidores de la banda desde sus comienzos. Ritmos pegadizos, una melodía muy divertida, unos sólidos riffs de guitarra y una letra sincera consiguen sacar una sonrisa o un escalofrío a cualquiera de sus feligreses, así es Va por vosotros. Por último nos deleitan con una canalla balada rockera, Perdedores en la lluvia, muy cuidada musicalmente y óptima para el cierre del disco.

En líneas generales se puede apreciar una mejoría de un grupo que parece haber alcanzado su madurez tanto musicalmente como en sus letras. Un disco completo, sin tapujos y muy cuidado. Únicamente se echan en falta cierto tipo de retoques en la masterización para conseguir un sonido más limpio. La guitarra solista de Santos sigue siendo de lo más destacable de estos sevillanos, sin olvidarnos de la inconfundible voz de Marcos que junto a su pluma son el alma de GeS. Ahora solo toca esperar a que todo este trabajo, ilusión y saber hacer se vea reflejado en sus directos, cosa que sin duda será así. Enhorabuena a Gritando en Silencio, hacen falta grupos como vosotros.

¿Será La Edad de Mierda el disco que consagre a los Gritando en Silencio en lo alto del rock en castellano? Un servidor cree que lo tienen todo a su favor.

Escrito por Javi Sánchez Pedrero

Anuncios