Enaltecimiento del terrorismo

José M. Sánchez Moro

25 de noviembre, 8:48 h. ABC asegura que, según servicios de inteligencia, ETA estaría desmantelada y sin capacidad de reacción. Otros informes al respecto aseguran que la desarticulación de la banda terrorista (el sellado de zulos y la entrega de armas –que se cifra, según recuentos de la propia banda, en 2.000 pistolas y 5.000 kilos de explosivos-) es técnicamente difícil. Eso cuenta también Urkullu y la misma ETA asegura que hay arsenales ilocalizables. Algunos apuntan a presos de calado, se mire a los papeles de Mikel Antza, para que ayuden a trabajar en el rastreo de esas inexactas localizaciones.

Podemos y eta

Mientras tanto, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, en Intereconomía, se muestra tajante: “Twitter es el nuevo chat de ETA”. Razón no le falta. En estas dos últimas semanas casi dos decenas de personas han sido detenidas por enaltecimiento del terrorismo. Algunas de ellas grapistas reconocidos. Todos con frases tan macabras, como las que se extraen de las canciones de Pablo Hassel (“no me da pena tu tiro en la nuca, pepero”) que le tuvieron en la Audiencia Nacional o de Los Chikos del Maíz, entrevistados en esta misma revista el pasado verano, que en su nuevo disco, “La estanquera de Saigón”, se acuerdan de Melitón Manzanas, aquel policía que fue asesinado en venganza por el asesinato de Txabi Etxebarrieta, abatido en un tiroteo con la Guardia Civil en el 68. De igual manera, Pablo Iglesias, cuyo auge se debe a las redes sociales, tiene el gusto de asegurar que los etarras fueron los únicos en no creerse el papelito del 78 (la constitución). Desde unas innecesarias declaraciones de Cristina Cifuentes en las que se refería a Ada Colau, la de la PAH, como persona vinculada al entorno proetarra, las bromas se han sucedido imparablemente y ETA es Isabel Pantoja y Julián Muñoz, el Renfe que llega tarde o hasta la película que este fin de semana te hizo llorar. Hace dos semanas, en el anterior número de Rick´s Magazine, Miriam Puelles, alertaba del riesgo que suponían las redes sociales en la captación de posibles y futuros terroristas. ETA no se irá nunca. No, si, como en un vídeo circulante por Youtube en el que Andrea Fabra les dice a los parados que se jodan y algunos comentan preguntando por la vuelta de los terroristas, se les supone justicieros. No se irá nunca del imaginario colectivo. Y es que aún en Bilbao, si cae en fiesta, atrona el Sarri Sarri de Kortatu. Nunca se irá si Monedero en un Fort Apache equipara, para hacer entendible la crudeza de la violencia etarra, las cargas policiales en las manifestaciones contra los recortes en los servicios públicos, con los GAL o las brigadas políticos-sociales franquistas.

Anuncios