Trashtucada: “El que quiera conocer a Trashtucada tiene que verlos en concierto” (Entrevista)

Por Francisco Lirola 

Fotografía Rocío Sieiro

primera

Viernes al mediodía en el centro de Madrid. Subimos por Montera de camino al Mercado Provenzal donde hemos quedado con Trashtucada. Allí, con una cervecita ya en la mesa, nos esperan Juanmi (voz), Cri (bajo) y Robe (trompeta). Los chiclaneros más viajeros comenzaban ese día su nueva gira ImaginateloTour por salas de media España defendiendo su último trabajo, Nada nos puede parar, un disco combativo y luchador desde el título sin dejar de ser divertido, alegre y muy cachondo. 

-Empezáis esta noche vuestra nueva gira, ImaginateloTour, en la sala Independance, ¿cómo es volver otra vez a los viajes, las carreras por llegar a tiempo, la carretera..?

Juanmi– ImaginateloTour es como hemos llamado a nuestra gira de invierno. Ya estuvimos defendiendo nuestro último disco (Nada nos puede parar, 2014) este verano en todos los festivales que hemos podido, dando un montón de vueltecitas, y ahora empezamos esta noche en la sala Independance, mañana estaremos en Cáceres, el 15 en Sevilla, el 28 hacemos Valencia, el 29 Alicante… Y por ahora estamos muy contentos con las taquillas, con la venta anticipada de todos los eventos que tenemos en mente. Y nada, que estamos con toda la ilusión del mundo de veros las caras allí abajo bailando y disfrutando…

Cri– Partiendo tobillos y moviendo las caderas. Llevamos todo el verano de festivales y haciendo conciertos  y ahora volvemos a los escenarios con una gira por salas. Y muy contentos con la venta entradas.

Robe– La entradas online para hoy las vamos a ampliar porque se han agotado. Esas y algunas que quedan por los puntos de venta físicos. Así que, hierro.

-Conseguir un sold-out en Madrid no es fácil. Aparte de los problemas “políticos” las salas ya tienen suficientes líos con el ayuntamiento…

C- Y también porque hay mucha competencia y muchas salas y muchos conciertos. Todos los grupos grandes pasan por aquí y por eso estamos tan contentos con la acogida.

J– No es que en años anteriores nos hubiese ido mal en Madrid, hemos tenido siempre mucha aceptación y tenemos muchos amigos aquí, pero esta es la primera vez que vamos ya con las anticipadas vendidas, así que ya sabemos que el evento de esta noche va a estar petao, que esta noche es fiesta gorda.

C– Arde Madrid.

R– Miedo me da.

J– A mí no. Lo estoy deseando

-Una fiesta gorda, lo que vosotros llamáis Distorsion Party…

J– Sí señor. Antes lo llamábamos de una forma mucho más larga, que ahora mismo no sé si sabría decirte…  Era Reggaepartypunkypastifunkyhopmetalskalopinrockdomastoideo, lo que pasa es que como me equivoco siempre al decirlo, mi compadre Roberto fue el que le puso el nombre a esta movida, la Distorsion Party.

-Después de un verano de dar vueltas, empezáis esta noche otra vez, mañana a Cáceres y a dónde os lleve la carretera, ¿cómo son los viajes?

J– Nosotros estamos ya muy acostumbrados a la carretera y nos planteamos los viajes, sean a lejos o cerca, siempre de la misma manera.

C– Normalmente son lejos.

J– Normalmente son lejos porque somos de Cádiz y estamos lejos de prácticamente todo.

R– En los viajes cada uno se busca su huequito. Hay uno al que le llamamos el hámster, que no está muy lejos, porque llega y…

C-Tiene madriguera atrás.

R– Se puede tirar en el suelo y cuando te das cuenta  lo ves enrollado como un gusano de seda.

C– Los viajes son variopintos. Con el porculero este que no para de dar guerra…

J– Yo normalmente si me cuelo de mañaneo, hago un estriptis, que no es fácil hacer un estriptis en un furgoneta ya andando, cogiendo badenes. Y le doy un par de cates a cada uno y ale, pa Chiclana.

C– Se tumba a dormir y ya nosotros lo puteamos un poquito.

R– Ya cuando lo vemos llegar así nos quedamos tranquilos, porque son cinco minutos de follón y luego ya hace el gusano de seda, se acurruca y no se le escucha.

J– Que vosotros estéis durmiendo no significa que no se me oiga.

C– Le gusta cantar a todas horas.

-¿Todavía tenéis tiempo para iros de festi como antes? Estar en la zona de acampada, con la gente, con las raves al lado…

J– A acampar no llegamos nunca.

C– Porque no dormimos.

J- También te digo que estamos muy señoritos. Yo voy ya camino a los 40 y a mí la zona de camping sí para estar despierto, para ir a las raves, pero  para dormir ya…

R– Llega al Viña y no pone ni la tienda.

C– Yo me acuerdo de los festivales a los que íbamos juntos antes, de llegar allí, como público o para tocar, y no sacar la tienda de campaña hasta volver a casa. Siempre nos han gustado mucho la música y los festivales, y ahora somos el típico grupo que acaba de tocar y nos vamos a ver más bandas.

J– El rollo escenario es muy divertido. Conectar con el público de un Viña, delante de tanta gente, es una sensación que no la puedes comparar con nada, no la puedes buscar en otro sitio. Pero realmente lo que nos gusta es estar abajo con la gente y pegarnos la fiesta.

R– Después de tocar la mayoría intentamos perdernos del tema de la carga y la descarga, y estamos que uno ha quedado, otros a beberse un cubatita fuera… Este año en el Viña nos pudios relajar pero hay veces que tienes que tocar al día siguiente y te jode porque tú lo que quieres es irte de fiesta.

-Hablando del Viñarock, ¿vais el año que viene?

J– Ganas tenemos, pero eso no está en nuestras manos, no sabemos qué decirte. Ahora mismo no, porque no hay contrato ni nada.

C– Pero yo creo que si no vamos a tocar iremos como público.

-¿En qué momento decidisteis pasar de ser público a parte del espectáculo?

C– En realidad no fue decisión nuestra. Éramos colegas y montamos un grupo para divertirnos. Sacamos unos temas, los grabamos, nos llamaron de un lado, no llamaron de otro, de otro, de otro, de festivales… Y hasta el día de hoy.

R– Yo entonces estaba en una charanga y tenía una novia estudiando fuera y yo allí en Chiclana, y me llamaron,  “oye que vamos a montar un grupo y nos hace falta alguien que sople, ¿te animas?” y le contaba a la parienta “voy a tocar con unos colegas, vamos a echar cuatro ratos“… Y mira los cuatro ratos por dónde han salido.

-¿Qué grupos os han influido?

C– Yo estaba en quinto de EGB y los primero grupos que empecé a escuchar fueron  La Polla Records, Extremoduro y Kortatu, los primero que me introdujeron en la música.

J– Tengo hasta originales en vinilo de Kortatu. Pero yo he sido más del rollito punkrock americano, igual que a Javi (guitarrista de la banda), como Bad Religion. Pero los primeros que escuché fueron grupos nacionales. Había un friky en Chiclana, el Jesús, el que pintaba camisetas, que tenía toda la música en una época en la que no había Internet. Yo no sé cómo ese pavo la buscaba. Y estábamos el Pitu, yo y unos cuantos más todos los días allí dando por culo a ver qué cinta nos grababa.

R– Yo antes no escuchaba rock, Ill Niño era lo único que escuchaba así, que lo estuve “teloneando” hace una pila de años, y luego ya lo que escuchaba era rollo Los Fabulosos, Bersuit

J– A mí me gustan mucho los grupitos argentinos y con Bersuit tengo yo una cosita con sus letras porque me encantan, las canciones del señor Gustavo Cordera, que yo creo que es, quitando a Sabina porque es inigualable en cuanto a letras…

C– En cuanto a letras. Dejémoslo ahí.

J– Pues después del amigo Joaquín, andaluz de pro, va el amigo Gustavo que nació en Buenos Aires pero también es andaluz.

-¿Cómo fue salir de Chiclana y abrirse al mundo?

J– Lo bueno nuestro es que nunca hemos escatimado en coger la furgo y tirar millas. Ya desde el principio cuando nos llamaban para ir a eventos pequeños como en Pozoblanco (nuestro primer viaje) o El Ejido, que nos alquilábamos una furgoneta, hasta que un día tomamos de decisión de comprarnos una porque la íbamos a amortizar. El alquiler era muy caro y estábamos siempre pensando en ello. Debe ser la furgoneta con más kilómetros del mundo.

tercera

Una chica se acerca y pide un cigarro a Juanmi. Se lo da. La muchacha da las gracias, se enciende el piti y se va, pero…

C– Se ha encendio el cigarro y se lo ha puesto en la oreja mira.

J– (Hablando directamente a la grabadora) Acabamos de ver a una muchacha que nos ha pedido un cigarro, se lo ha encendido y se lo ha puesto en la oreja, pero no apoyado, si no fumando por la oído. Ahora voy a ir a decirle que si llego a saber que es pa eso no se lo doy. Esto en Chiclana no pasa si no cuadran tres días de levante seguidos.

Cuando dejamos de reír y mirar de hurtadillas seguimos

-Vuestro último disco, Nada nos puede parar, lo sacasteis directamente para descargarlo, ¿no creéis que merezca la pena  sacar discos para venderlos?

J– Nunca nos ha merecido la pena vender discos. Un grupo pequeño como nosotros no vive de vender discos.

C– A ver, vender discos merece la pena porque es un apoyo.

J- Y a mí me gustaría vender un millón de discos y no volver a trabajar los lunes.

C-Pero hay que ser realistas.

J– Nosotros hemos visto mejor regalar el disco y luego el que quiera que lo compre en formato físico, pero que todos tengan la posibilidad de escucharlo porque después te abre la puerta de muchos sitios.  Es la manera de llegar a una ciudad y otra y otra y otra y que la gente se sepa tus canciones.  Además de que está la cosa regular y no todos pueden permitirse un disco.

C– Vender discos está de puta madre, pero yo sabiendo cómo está el tema prefiero ponerlo en descarga directa y así quien quiera puede escucharlo.

J– Si estás en la música pensando en dinero monta una tienda de instrumentos , métete a técnico de sonido, de luces, puedes hacer muchas cosas para ganarte la vida, incluso limpiando váteres en los festivales vas a ganar más que encima de un escenario porque realmente con todo lo que hay que pagar, el IVA y todo ahora sobra poco dinero.

C– Y la música es mucho más que vender discos.

J– Sí sí. Nosotros somos un grupo de directo más que de estudio, y mira que estamos contentos con el disco pero es muy difícil plasmar un directo en un CD.

C– El que quiera conocer a Trashtucada tiene que verlos en concierto. Ahí es donde desplegamos nuestro potencial , nuestra energía, y donde nos sentimos como en casa.

R– Una Distorsion Party es imposible ponerla en un disco.

C– De hecho nuestros temas siempre cambian un poquito, nos gusta hacer alguna tontería distinta, para que el público no se crea que va a escuchar el disco en directo, le damos una vuelta de tuerca. Nosotros que hemos sido siempre público de conciertos y los seguimos siendo intentamos hacer lo que a nosotros nos gusta que nos den.

-¿Es difícil vivir de la música?

R– No nos quejamos porque hemos tenido mucha suerte, que más bien cuando te lo curras la suerte no se tiene sino que la encuentras, hay que estar preparado, y en ese aspecto como decimos en Mi Destino, no nos podemos quejar. Y nos va muy bien. Que se podría ganar más, bueno.

J – Pero no es el objetivo.  Más que ganar intentamos que no nos cueste, porque antes era nuestro hobby y gastábamos el dinero en él, pero ahora las cosas son diferentes, sigue siendo nuestro hobby, pero Cristian es padre, Javi y Eli (coros) son padres, tenemos también nuestras movidas y no son asumibles los gastos  y a estos niveles que somos más conocidos no puedes financiar con tu dinero este tipo de giras. El objetivo de esta gira de invierno no es ganar dinero, es que todo siga rodando y funcionando sin que a nosotros nos suponga un esfuerzo económico personal.

-¿A parte del grupo tenéis otros trabajos?

J- Claro, nosotros tenemos cada uno nuestro trabajo. Bueno, entrecomillas, porque en Cádiz tú sabes el índice de paro que hay, pero Cristian y yo aunque estemos paraos siempre estamos haciendo chapuzas de jardines, de luces, Robe es pintor, Javi es técnico de protección de riesgos, Juanako (percusión) trabaja en un almacén en Sevilla de artículos de segunda mano,  Eli es profesora, el Mota (batería) es informático, y trabaja, estudia por las tardes y ensaya por las noches.

-¿Cómo podéis compaginar  todo?

J– Muy mal. Es cabezonería pura. A Eli se le juntó el disco, el embarazo, el parto, la gira, el trabajo, estudia inglés… Es muy dura .

C– Ahí está la prueba de que nos gusta, y que, donde otros ven un esfuerzo, para nosotros es un desahogo y una satisfacción. El rock and roll es una forma de vida y esta es la prueba. Y más aún cuando llegamos a Madrid y tenemos las entradas vendidas para conciertos de dentro de un mes, eso te da más ganas.

J– Es lo que hablábamos antes, cuando la suerte te llega tienes que estar preparado.

R– Y buscarla y currársela.

C– Y somos currelas. El disco lo grabamos en nuestros ensayos,  hemos hecho las canciones las hemos producido, las hemos arreglado, mezclado… La portada nos la hizo un colega las colaboraciones son de nuestros amigos…

R– Lo podríamos haber hecho de otra manera, sí, pero no lo hubiéramos hecho con tanto cariño.

C– Tocamos en familia. Así si alguien dice que es una porquería, vale, pero es nuestra porquería.

R– Nosotros somos los mismos desde el principio. Tal como estamos ahora estábamos en nuestros inicios. Desde el 2003.

J– Que eso no significa que nunca nos hayamos peleado, que nunca hayamos tenido algún problema porque, ¿con quién te vas a enfadar? Pues con el que tienes al lado.

-¿Nunca habéis estado tan hartos como para decir “lo dejo”?

J– Todos los días. A las siete de la tarde, en verano, yendo allí a ensayar muertos de calor. Que cuando tú estás en la playa y a las siete de la tarde te tienes que ir a ensayar, pues no tienes ganas. Pero esta es nuestra vida, nuestra forma de subsistir mentalmente porque, por ejemplo mi caso, trabajando entre semana, con tus problemas y con mil cosas que hacer, pues este es un hobby que nos ha salido tan bien que te recompensa todo eso. Porque es verdad que hacemos unos esfuerzos muy grandes y cuando estamos de gira dormimos muy poco porque hay conexiones y kilómetros y kilómetros que no es fácil, pero siempre el fin lo justifica. Y esta noche es un ejemplo que estábamos esta mañana hablando los tres y, ya sabiendo que están las entradas vendidas y que el ambiente va a ser guapo,  esta noche cuando termine el bolo lo compensa todo.

C– Con respecto a eso de tener que ir de la playa al ensayo, pues claro que no apetece, pero luego cuando sales de allí y dices “bua que bueno“, al final no sólo compensa  sino que además te desahogas.

J– Luego nos pasamos un tiempo sin tocar por algún motivo, un mes, diez quince días, y estamos locos por volver y por irnos de Chiclana. Que la zona de Cádiz en verano está de puta madre pero en invierno aquello es muy aburrido.

-¿Cuando empezasteis pensabais que llegarías a esto?

J– De hecho, en el primer local de ensayo que teníamos yo me acuerdo que esta gente se partía la polla porque yo decía “En 2006 tocamos en el Viñarock“. Ese año hicimos 8.000 pegatinas nos colamos en el viña y petamos aquello. Al final me equivoqué por un año.

C– Fue en el 2009 nuestro primer Viñarock.

J– Da igual. Yo me acuerdo que lo dije y terminamos tocando en el Viña. Que era de coña, pero nunca nos imaginamos, no llegar a donde estamos sino de disfrutar en los festivales en los que hemos podido estar. También en el extranjero. En República Checa estuvimos en el Rock For People. Tenemos fotos de la zona de camerinos con el cartel de Trashtucada y al lado ves Muse o Suicidal Tendencies y dices “hostia, échale una foto a esto “.

R– Además ese día fue especial porque cuando llegamos para tocar, un martes a las tres de la tarde, habiendo tocado el día de antes en Múnich con Skape,  que nos hicimos Múnich-Praga en la furgo, y llegamos reventados, pensando que no nos iba a ver nadie…

J– Y se petó.

R– En diez-quince minutos, cincuenta mil personas llegaron. Que se dice pronto.

-Volviendo a Nada nos puede parar, parece que con este disco dais un giro hacia lo político, incluso imitando a Rajoy, por cierto, ¿cómo se canta como Rajoy?

J– Hay que poner cara de gilipollas y es muy difícil poner cara de gilipollas en un disco, donde no se te ve. Hemos ido a muerte no solo con él, con todos los demás. Creemos que siempre hemos dado nuestro punto de vista pero ya se han pasado tres pueblos y en este disco yo, personalmente, me he explayado y he dicho todo lo que tenía que decir, y tengo la suerte de poder expresarme que la gente me escuche y darme cuenta de que la mayoría está de acuerdo.

C– Los hemos invitado hoy a Rajoy a Botella a Gallardón, a ver si se vienen. Aunque no tendrán huevos.

R– Que pasan de aparcar en el centro dicen.

J– No fuera a ser que les pase como a su amiga Esperanza con el carril bus.

-¿Qué pensáis de la posibilidad de que Podemos llegue al Gobierno?

C- Personalmente, ojalá que sí, que cambiemos. Y no solo eso, sino que la gente espabile y se dé cuenta de lo que hay. Porque vaya forma de salir mierda y mierda, y todos votando a los mismos. Yo creo que Podemos va a salir pero al final el PP y el PSOE pactarán y para las próximas elecciones ya sí que nadie confiará en ellos.

J– Muchas veces pienso que el bipartidismo en sí ya es una coalición entre los dos grandes partidos encubierta que está saliendo al público porque no han tenido más remedio. Y la gente lo va a ver, y que sigan saliendo cosas todos los días hace que la gente tenga más ganas de votar a Podemos, que yo llevo no sé cuántas legislaturas sin votar porque es mi forma de protestar contra un sistema en el que no creo, pero esta vez voy a votar al coletas, al señor Pablo Iglesias.

C– Que además la segunda es de allí de Rota y la conocemos, Teresa Rodríguez.  

J– Le voy a votar por dar por culo. Si después me equivoco pues me habré equivocado, pero hay que quitarse de en medio a esa gente.

C– Aquí da igual ser de izquierdas o de derechas o de dónde seamos, pero que la gente que nos está representando, el ministro de economía, el de educación, el presidente…Son unos ignorantes con cara de bobos

J– Hasta los fachas van a votar a Podemos porque si tú realmente eres patriota tendrías que estar muy cabreado con el PP y el PSOE y con todos los corruptos que nos están jodiendo.

C– A mí me gusta ver a todos los partidos, a los grandes medios de comunicación, verlos con miedo. Que como dicen los Habeas Corpus, el miedo está cambiando de bando, y eso es bueno para el pueblo.

-¿Cómo veis vuestro futuro?

C– Si yo viera el futuro me iba ahora a la lotería allí y compraba un numerazo que te cagas.

R– Yo lo espero contento porque hasta ahora esto ha sido progresivo, siempre a más. No miramos hacia arriba, siempre hacia delante.

C– Viviendo el presente, además este presente tan bonito que tenemos con este nuevo disco, y estamos muy contentos porque todos los años vemos como sube un puntito la gente que nos escucha, que viene a vernos, que nos apoya, que conocemos…

J– Yo cada vez que pienso en mi futuro la cago así que mejor me callo.

C– Por eso el futuro vamos a dejarlo para dentro de unos años y ya lo hablamos. Y a disfrutar y a compartir.

última

Anuncios