Kings Of Convenience, para domingos lluviosos e interminables

Por Marta Rguez Vicedo

King-of-Convenience

Artista: Kings Of Convenience

Álbum: Declaration Of Dependence (2009)

 

Que no os engañen en este videoclip…

…cuando Eirik Glambek y Erlend Øye empezaron a darse a conocer en 1999 no sabían que iban a ser, probablemente, las personas que más me ayudarían a conciliar el sueño durante las largas noches de estudio de Bachillerato. Exactamente no sé cuántos minutos tardaba en quedarme dormida, pero la reacción tras ponerme los cascos y posar mi cabeza sobre la almohada era muy muy rápida. Lo cierto es que resulta complicado no entrar en un nirvana instantáneo mientras sus guitarras acarician tus oídos. Y sea lo que sea lo que estés haciendo en esos momentos, parecerá poético o bonito. Para qué mentir, lo mío con la voz de Erlend y Eirik fue amor a primera escucha.

Kings of Convenience, así se llama este dúo de noruegos, son como una especie de Simon & Garfunkel de nuestros días. Y es que sí, lo siento, pero es inevitable compararlos con el mítico dúo americano. Con un cuidado indie-folk, Eirik y Erlend formaron su primer grupo con tal sólo dieciséis años. Un augurio de que su aventura en el mundo de la música no había hecho más que empezar. No fue hasta 2001, ya instalados en Londres, cuando Kings Of Convenience lanzarían Quiet Is The New Loud que conseguiría poner a la crítica internacional a sus pies.

¿Y por qué son el mejor grupo para ambientar esas aburridas tardes de domingo?

Sus guitarras acústicas y sus ritmos cálidos (parece difícil viniendo del país de los fiordos), unidos a un sonido tan dulce y reconocible hacen de Kings Of Convenience una perfecta banda sonora de los días más grises.

0bcwu_1894705375

Entre su último disco hasta la fecha, Declaration Of Dependence (2009), y el anterior, Riot On An Empty Street (2004), tan sólo hay cinco años de diferencia. Cinco años que apenas se notan si nos fijamos en el estilo y la línea que sigue Declaration Of Dependence. Está claro que estos noruegos no inventaron la pólvora, ni mucho menos, pero su manera de entender la música se ve reflejada en sus composiciones. En Declaration Of Dependence nos encontramos con elementos que los KOC saben combinar a la perfección: ese ritmo que nos recuerda en ocasiones a la bossa nova brasileña, sutiles notas de teclado (Me in You), contrabajos y violines que van y vienen (Boat Behind y Peacetime resistance), la manera en la que logran compaginar las dos voces masculinas que en ocasiones susurran, como si estuviesen cantando nanas, e incluso encontramos tímidos arreglos electrónicos (probablemente resultado de la influencia de Erlend Øye y sus proyectos paralelos como The Whitest Boy Alive). Si unimos todo esto y lo trabajamos a fuego lento y de manera muy meticulosa, tendremos como resultado un álbum con temas tremendamente sencillos (Rule My World), que no simples. Canciones desnudas sin apenas arreglos (24-25) y con arpegios y melodías pensadas y estudiadas al milímetro, aunque la sensación al escucharlo sea la contraria. Dos jóvenes y dos guitarras, con alguna que otra pista en la que se cuela un instrumento distinto, que vemos como un intruso simpático, que viene a amenizar el tema correspondiente.

 A pesar de todo, Declaration Of Dependence puede parecer, bajo el punto de vista de muchos, un álbum repetitivo, sin demasiadas sorpresas en su interior. La misma canción durante los casi 40 minutos que dura el CD. Pero es el disco perfecto para los momentos en los que no te apetece pensar y lo único que necesitas es desconectar del mundo, dejarte llevar por los punteos de guitarra y tras cada escucha, descubrir algún matiz o detalle en cada una de las canciones que la diferencia del resto. Sencillos, íntimos y melancólicos… como los domingos.

Kings-Of-Convenience-Declaration-of-Dependence-review002

Si no los conocíais, dejad que Kings Of Convenience os enamoren con este sonido acaramelado que desprende la increíble Mrs. Cold. Y en un acústico que poco o nada tiene que envidiar a la versión de estudio:

Puedes escuchar la lista de este artículo en nuestra cuenta de Spotify:

Anuncios